APG: Generando contraseñas aleatorias

27 11 2010

Llega un momento que las “contraseñas” nos sobrepasan. Existen muchos servicios en internet que, si vamos probándolos todos, acabamos teniendo una larga lista de contraseñas a recordar, si es que no ponemos la misma en todo, algo que no es seguro.
Hay muchas formas de guardar las contraseñas de forma segura y que nos evita tener que recordarlas todas, pero eso lo dejamos para otro día. Esta vez os traigo una magnifica herramienta para generarlas, apg, que siempre viene bien si no usamos un algoritmo propio para las contraseñas o necesitamos obtener una cadena aleatoria siguiendo una serie de parámetros.

APG(Automatic Password Generator, Generador Automático de Contraseña en Español) es una herramienta disponible para Linux que, a través de la consola, nos permite hacer lo antes dicho. Es simple, y a la vez muy potente. Podemos obtenerla a través de los repositorios propios de la distro o descargándonos su código fuente de esta dirección.

Se ejecuta poniendo simplemente “apg” en consola seguido de una palabra. Esto hará que genere una contraseña a partir de esa palabra, de esa forma se asegura no repetir resultados de una lista propia, por así decirlo. El resultado trata de seis cadenas diferentes listas para usar. Simple y para toda la familia 🙂

Para una futura entrada dejo las posibles opciones que se le pueden aplicar a la generación de la contraseña, pudiéndose personalizar totalmente el resultado 😉

EDITO: Pensaba que este programa no contaba con una ayuda… pues no, la tiene. Nos la muestra simplemente escribiendo apg -h 😉

Anuncios




Distribuciones GNU/Linux: Primera parte

26 11 2010

Muchos de vosotros sabréis que es una distribución, y si no, lo repaso: como el sistema operativo GNU/Linux era un sistema operativo de software libre, empresas y comunidades de usuarios lo han modificado creando versiones, a las cuales llamamos distribuciones (distros para los amigos). Cada distribución está orientada al interés de la empresa o de la comunidad, por lo que cada una tiene características propias y se especializa en algo.

Tenemos a nuestra disposición una amplia gama de sistemas operativos con núcleo linux a elegir atendiendo a nuestras necesidades… ¿Pero cuales son dichas distribuciones? Mucha gente ha venido a Linux a través de Ubuntu, y en Ubuntu se quedaron, pero como ya habéis leído, hay un mundo más allá que siempre es interesante conocer, para poder escoger mejor, tener pensamiento crítico y, simplemente, saber más 😉
Para gusto del lector, comentaré algunas de las distros con las que he tenido trato, que casualmente son de las más conocidas. Aviso, claro está, que esto es una pequeña parte de la larga lista de distros, porque por haber, hay centenares 🙂

Lee el resto de esta entrada »





NFC:¿Podría ser un peligro?

16 11 2010

La tecnología NFC (Comunicación de Campo Cercano en sus siglas en inglés) permite que dos dispositivos móviles puedan comunicarse a corto alcance. Nada nuevo, algo que ya podía hacerlo el bluetooth. Por supuesto, la tecnología NFC tiene unas cualidades diferentes al resto que la hacen idónea para lo que voy a trarar: pagar con móviles. Lee el resto de esta entrada »





Lab Kit: Experimenta en Firefox

14 11 2010

Llego demasiado tarde para hacer una revisión de la nueva beta de Firefox (ay, que se me va la cabeza…) pero creo que no llego demasiado tarde para anunciar este genial complemento para Firefox, Lab Kit.

Este add-on nos instala automáticamente todos aquellos add-ons que va sacando Mozilla Labs.

Es un poco complicado a veces instalar estos nuevos complementos “experimentales”, o simplemente, no nos enteramos que están disponibles por su carácter “experimental”. Pues gracias a Lab Kit, cuando esté disponible un add-on de Mozilla Labs para el usuario, este se instalará. También, claro está, se actualizará solo.

Una pega es que, según dice en su página, solo funciona para Firefox 4 Beta. Así que, si no has dado el paso, no podrás probar estos nuevos add-ons (una excusa perfecta para invitaros de paso a probar Firefox 4 😉

Para instalar, sólo tenéis que seguir este enlace.





Shutter: Capturas de pantalla mejoradas

27 10 2010

Si eres un asiduo a hacer capturas de pantallas como yo, llegará un momento que el “imprimir pantalla” te sabrá a poco. Gnome (no sé si en KDE, supongo que sí) a darle a la teclita tan socorrida, sale una ventanica que te dice donde guardar la captura.

Te quiero...

Pero no es suficiente, necesitamos una forma de capturar la pantalla de forma parcial, tener edición rápida… y en gnome, una herramienta para hacerlo es Shutter.

Su uso es muy sencillo: basta con pulsar el botón “selección” y encuadrar lo que queramos, pulsando después “Enter”. Pero las funcionalidades de este programa no acaban ahí: Tiene un modo editar, para hacer ligeros toques y “plugins” que automatiza diversas modificaciones de una forma rápida y sencilla. Lo hay desde rotado 3D, foto tipo polaroid, ponerlo en color sepia, ponerle sombra… hasta el utilísimo plugin que permite sellar la captura, como la siguiente:

Queda un poco feo, pero ya le buscaré el punto...





Internet: algunas cosas no son lo que parecen

23 09 2010

Internet es la red de redes. Nos ha traído enormes ventajas a la hora de la comunicación, permitiéndonos contactar con cualquier persona de cualquier parte del mundo de forma casi instantánea y muy de diversas formas: compartir fotos, noticias, trabajos, opiniones…

Pero, al igual que en la vida real, no podemos fiarnos de todo lo que vemos. Y esto en internet se agudiza aún más, porque una persona con malas intenciones se puede camuflar en un bonito nick y en un bonito avatar. Nadie lo conoce, nadie te pueda dar opinión de él. O una empresa, con un plan de futuro prometedor, puede borrar su página web y desaparecer en menos de un segundo, mucho más fácil que vender un local.
Esto son sólo ejemplos de lo que puede suceder. Desde luego, existen muchos más peligros. Por ello, debemos tener cuidado que hacemos en internet, informarnos primero sobre cualquier empresa con la que queramos trabajar, no dar datos personales a desconocidos… y también tener cuidado con los pequeños, a quienes su inocencia puedes jugarle una mala pasada.
Aquí os dejo unas interesantes imágenes, vistas en MuyLinux, que resumen rápidamente lo que vengo a decir, y desde luego, lo hacen de una forma clara e impactante.





Introducción a Linux(VIII): su y sudo

12 09 2010

En capítulos anteriores comentábamos lo que es el usuario root, equivalente al usuario administrador de un sistema Windows, pero con más poder (muajuajuajuajua)… y, además, existe otra diferencia bastante destacable:
En un sistema windows, para obtener privilegios de administrador tenemos que iniciar sesión como administrador. En cambio, en un sistema Linux (y creo que la mayoría de los sistemas operativos basados en Unix) puedes acceder al usuario root estando logueado en cualquier otro tipo de usuario. Es decir, puedes arrancar el ordenador siendo root, o trabajar como un usuario normal y, cuando sea necesario, loguearte como root. pero… ¿Como lo hacemos?

A nivel gráfico, es algo que no notamos, por eso, lo explicaré primero desde el punto de vista de la terminal:
Su: Si en una terminal escribimos su, y escribimos nuestra contraseña root, en esa terminal estaremos logueados como root. Todo lo que hagamos en esa terminal, lo haremos como usuario root. Para salir de ese modo, basta con escribir exit. Si no recuerdo mal, si trabajamos con KDE, es mejor que nos logueemos como root con el comando su-.
sudo: usado en ubuntu(por ejemplo, no es el único), este comando permite ejecutar el comando que lo sigue( por ejemplo sudo nautilus), como usuario root. En el caso de sudo nautilus, abriría nautilus (el explorador de carpetas) como root. Pero existe una gran diferencia con el comando root en sí, y es que la contraseña que nos pide sudo no es la de root, sino la del usuario que lo usa. Esto trae en consecuencia mayor comodidad pero un descenso de la seguridad, al hacer que la misma contraseña para loguearse como usuario normal sea la de acceder como root.
Existe un archivo, llamado sudoers, que es donde se indica quien puede hacer sudo, además de indicar otra serie de características. El sudo, además, tiene una serie de parámetros como el de cuanto tiempo está activo la validación de sudo, es decir, cuanto tiempo podemos hacer sudo sin tener que volver a escribir la clave.
Dependiendo de la distro, es posible que existan herramientas gráficas para gestionarlo más fácilmente. Si no es así, para modificarlos será necesario hacerlo manualmente.

Una vez visto como funciona por terminal, ahora explicaré como funciona en los programas gráficos: Se hace automáticamente. Es decir, si un programa necesita la contraseña root, nos la pedirá desde el principio en una ventana emergente muy cuca. Si la distro “está basada en sudo”, como Ubuntu, meteremos nuestra clave de usuario. Si no es así, nos pedirá la contraseña root.

En un futuro, espero hacer un tutorial para modificar el comando sudo 😉